jueves, 16 de junio de 2016

Dadá: un acto sencillo, casi jocoso, que se transformó en la rotunda ceremonia de instalar en la sensibilidad del XX a un viejito temido y astuto llamado Azar.