domingo, 1 de mayo de 2016

"A tus empleados los llamabas 'enemigos pagados'; y lo eran... Por eso, necesariamente tenía que pertenecer yo al partido del personal". - Franz Kafka (Carta a mi padre)

Extracto de un artículo de Kafka sobre 
la prevención de accidentes 
en las máquinas cepilladoras de madera, 1909
Kafka fue uno de los pioneros de la disciplina que hoy llamamos Seguridad e Higiene en el trabajo, que no estaba entonces regulada ni fiscalizada y que el empleado de la aseguradora consideraba necesario desarrollar para evitar los accidentes y las bajas.
La American Safety Society le concedió tres años seguidos (1910-1912) la medalla de oro por sus aportaciones a la especialidad y los desvelos que se tomaba para aconsejar medidas de protección para los obreros.

En una carta a uno de sus amigos, Kafka resumió con humor la tarea a la que se enfrentaba:

“No tienes idea de lo ocupado que estoy… En los cuatro distritos que tengo a mi cargo (…) hay personas que caen de los andamios o dentro de las maquinarias… Es como si todos estuvieran borrachos, los tablones volcaran a la vez, los terraplenes se deslizaran y todo esté siempre patas arriba. Hasta las chicas de las fábricas de vajilla no dejan de volar escaleras abajo con montañas de loza… El dolor de cabeza por estos asuntos no me abandona”.


De: http://blogs.20minutos.es






Publicar un comentario