lunes, 24 de junio de 2013

24 de junio de 1935- Nace “la Voz que cada día canta mejor”

Los/as orientales conocemos todos/as el episodio: aeropuerto Las Playas de Medellín, choque entre dos aviones, una bola de fuego, un cuerpo boca abajo y pisado por una válvula de uno de los aparatos, una chapita identificatoria con la inscripción “Carlos Gardel -Juan Juárez 735- Buenos Aires”, un pasaporte y algunas otras pertenencias.

Y ahí, entre los escombros, nació la magia que vibra entre nosotros/as: a algunos/as nos estremeció en la infancia; a otros/as les está aguardando con firme paciencia.

¿Fue un misterio abrupto? ¿O es inevitable que el enigma instalado en su existencia aun antes de ser gestada, siga espiralándose hasta quién sabe cuándo?

 Tal vez la respuesta más adecuada haya sido planteada, así como al azar, en el título “Las fuerzas ocultas” (es un texto de El Fútbol a Sol y Sombra en el que otro de nuestros íconos -Eduardo Galeano- centra la nacionalidad de El Mago con la sutil armonía característica de su escritura). Sí, la vida humana -antes, durante y después de su materialidad-discurre quizás empujada por fuerzas ocultas; en algunos casos, como el de Carlitos, con una intensidad demasiado porfiada, aunque él neutralizara cualquier aviesa intención con aquella sonrisa propia de los absolutamente resistentes (porque... como también sostiene Galeano, “requiere más coraje la alegría que la pena”).



Pero hay alguien más que habla de fuerzas ocultas, no místicas sino dirigidas a tejer un fraude voluminoso, arrasador.

Su nombre es Martina Iñíguez, correntina, escritora de poesía lunfarda, compositora e investigadora, para presentarla brevemente ya que existe información abundante acerca de su profusa actividad.

Entre la copiosa documentación gardeliana que últimamente ha presentado, destacamos la siguiente, extraída de sites.google.com/.../eluruguayocarlosgardel


AUTÉNTICA ESCOLARIDAD DE CARLOS GARDEL - Por Martina Iñiguez
28/12/2011

*Invariablemente, al mencionar a Carlos o Carlitos, me refiero a Carlos Gardel -uruguayo, nacido en Tacuarembó-, y digo Charles Romuald cuando se trata del hijo francés de Berta Gardes. Esta página seguirá siendo aumentada y corregida, siempre que los nuevos hallazgos documentales lo ameriten.

La verdadera escolaridad de Carlos Gardel comenzó en la Escuela de Varones de 2º Grado Nº 27 de Montevideo.
Estaba ubicada en la calle Durazno Nº 337, numeración antigua.

Carlos Gardel cursó 1º C en la Escuela de Varones Nº 27 de Montevideo. Sólo aparecen varones en la fotografía.


 El hallazgo de fotografías del exterior e interior de la imponente escuela de Talcahuano y Viamonte, permitió comprobar que no era la misma escuela, pequeña y modesta en la que aparecía Carlos Gardel.
Descartada la posibilidad de que la fotografía haya sido tomada en la escuela de niñas de Talcahuano 678, y existiendo declaraciones del propio Carlos Gardel a sus amigos íntimos y al Sr. Salterain Herrera en el sentido de que había concurrido a la escuela Nº 27 del barrio Sur de Montevideo, situada en la calle Durazno casi Médanos, la búsqueda se centró allí. Cabe agregar que el tipo de construcción (casa media-romana con patios claraboyados) era característico del barrio Sur montevideano. Existen muchas aún muy similares.
Al comparar las características edilicias del establecimiento que aparece en la foto con dos planos existentes de la misma, hallados gracias a la colaboración de María Hortiguera, directora del Museo Pedagógico de Montevideo, se comprobó que efectivamente esa fotografía fue tomada en la Escuela de Varones de 2º Grado Nº 27 de la calle Durazno 337 (numeración antigua), esquina Médanos (hoy Barrios Amorín) del barrio sur de Montevideo.
El primero de los planos está incluido en un libro de la Dirección General de Instrucción Pública – Informaciones escolares – Departamento de Montevideo – Tomo I, (Relevado por la Sra Berta Igoa) entre muchos otros planos de las escuelas montevideanas de la época, dibujados por las directoras de los establecimientos de acuerdo a las reglamentaciones del momento.
Si bien los planos adolecen de imprecisiones, la inclusión de los antecedentes permite determinar con bastante exactitud sus verdaderas dimensiones y características.
Se comprobó así que el salón frente al cual está fotografiado Carlos Gardel con sus compañeros de 1º grado correspondía efectivamente a 1º C.

La información contenida en el libro diario de la escuela permite deducir que Carlitos asistió a la escuela montevideana entre 1891 y 1893, es decir, cuando Charles Romuald Gardes tenía alrededor de 2 años de edad y no había llegado todavía a Buenos Aires con su madre, Berta Gardes.
No se pudo determinar con exactitud el año ni el nombre con el que fue inscripto quien luego sería Carlos Gardel porque las matrículas permanentes se implementaron a partir del año 1900. Hasta entonces en la escuela Nº 27 sólo se usaron matrículas auxiliares o provisorias que no fueron conservadas o no se han encontrado aún.
Lo que sí se puede afirmar es que no hay espacio en la escolaridad de Charles Romuald Gardes para un período escolar en Montevideo, ni existe una sola coincidencia edilicia entre la foto escolar y la escuela de Talcahuano 678 de Buenos Aires.

La versión de que la fotografía escolar de Gardel fue tomada en la Escuela de Talcahuano 678 de Buenos Aires es definitivamente FALSA.

Frente a la existencia concreta de todos estos indicios, coincidencias y “casualidades”, pretender que la foto escolar de Carlos Gardel no fue tomada en la Escuela Nº 27 de Durazno y Médanos sin ofrecer una alternativa posible, no es más que un infantil y caprichoso despliegue imaginativo sin sustento racional.


La realidad dice que el niño francés Charles Romuald Gardes, cuya trayectoria escolar perfectamente determinada transcurrió en Buenos Aires, NO FUE LA PERSONA QUE LUEGO SE LLAMÓ CARLOS GARDEL porque hasta el momento no se conoce NINGUNA IDENTIFICACIÓN VALEDERA que así lo determine.

La presencia evidente e indiscutible de Gardel en la Escuela de 2º Grado Nº 27 de la calle Durazno esquina Médanos del barrio sur de Montevideo, antes de la llegada de Charles Romuald Gardes a Buenos Aires en 1893 con su madre, prueba la falsedad de la “historia oficial” destinada a convertirlo en francés.

"La foto es un recorte de la historia escolar del alumno, me indica que en algún momento ese chico estuvo en tal escuela… "

Efectivamente, Gardel estuvo en la Escuela de Varones nº 27 de Durazno 337 (numeración antigua) de Montevideo.

Mientras no presenten alguna escuela alternativa posible en Buenos Aires, o las huellas dactilares del niño nacido en Toulouse que fue alumno de las escuelas de Buenos Aires, para que pueda ser debidamente identificado, no hay razón alguna para descalificar lo evidente: Que solamente se pudo haber fotografiado a Gardel (no Gardes) en una escuela de Montevideo porque en algún momento cursó su escolaridad allí.

Que haya sido ANTES de que Berta Gardes llegara a Buenos Aires con su hijo francés  define que hubo dos niños a los que se quiso fusionar en uno solo.


 a) Juan B. Gaffuri, comisario de la Policía Federal durante 30 años, estableció:
“Uno, el del cuadro ovalado, es de tez pálida, cráneo ovoide, labios finos y cabellos y orejas distintos a los del otro.
El del núcleo (escolar), es de cara y cabeza bombé, labios gruesos. Desemejanza en las barbillas, ya que una es puntiaguda y la otra de forma oval.”
Termina el peritaje estableciendo:
“Por los rasgos que presentan los niños, podemos afirmar que se trata de dos personas distintas.”

b) El Diario “El País” de Montevideo” el 24 de Junio de 2002 en un suplemento titulado “La ciencia avalando la historia”, publica un Estudio Antropológico Forense realizado por el Licenciado Horacio E. Solla (técnico del Instituto Técnico Forense de Uruguay y Miembro del American College of Forensic Examiners) sobre las dos fotos anteriormente mencionadas con el siguiente resultado:
1) El niño de la foto oval presenta una cara de forma oval (según Pöch, en Comas 1976, p.283), barbilla fina (mentón), labios relativamente gruesos (Martin-Saller, 1957), nariz fina y algo pronunciada.
2) El niño de la foto nº 2 presenta una cara de forma redondeada, mentón redondeado , labios de espesor medio y su nariz es de un ancho medio (alar-alar) y corta (nasión-subnasal).
Los estudios comparativos de superposiciones digitalizadas, cortes sagitales y diversas mezclas de ambas fotos realizados señalan la no existencia de coincidencias fisonómicas significativas entre el niño del retrato nº 1 y el niño del retrato nº 2, vale decir, son dos niños diferentes.

  



El tango "Dos cartas", puede haber sido compuesto por Gardel, pero nunca lo grabó, por lo menos en forma comercial.-


Dos cartas han pasado por mi vida
dos cartas han pasado por mi ser,
dos cartas han dejado mi alma herida

dos cartas que se juegan un querer. (Se repite)

Ya no quiero volver a mirarla
ni tampoco quiero recordarla
solo sé que sufrí tanto... tanto...
que por ella derramé mi llanto.

Borraré con el tiempo esta pena
esta pena que llevo en mi vida,
buscaré por doquier la partida
para luego olvidarte... mujer



  




Publicar un comentario