sábado, 3 de junio de 2017

Antes de la Santa María de Onetti y del condado de Yoknapatawpha de Faulkner, el Wessex imaginario de Thomas Hardy, pero...




2 de junio de 1840- Reino Unido
El novelista al que la crítica de su tiempo empujó a la poesía.
















Una cita fallida

No apareciste,
y el tiempo prosiguió su curso. Triste,
no tanto por faltarme tu presencia
como por comprender que te faltaba
la compasión que por condescendencia
se impone a la apatía, me apenaba
que al dar la hora anhelada en que debiste
llegar no apareciste.
No me quisiste,
tan sólo en el amor la lealtad existe,
lo sabía y lo sé, nunca estuvo en mis manos
la tuya. Aunque tal vez hubiera sido hermoso
añadir a la suma de los actos humanos
otro en que tú, mujer, un día venturoso
viniste a dar consuelo a un hombre solo y triste;

aunque no me quisiste.