sábado, 19 de noviembre de 2016

Poesía, efímero Paraíso del animal humano. Pero Paraíso al fin.



De dolores hundidos, de fantasías impropias,
de corazones encadenados, ensombrecidos,
atacan en procesión de pálpitos
las letras que deshielan mis absurdos sentidos.

Y es en ese minuto fugaz, es en ese escalofrío,
sea en luz u oscuridad,
sea en calma o tempestad,
que me extingo y revivo.

Y entonces admiro lo silvestre,
la tierra y el río.
Me visto de humildad,
me entrego a la inquietud
que en previa perplejidad
me salvó del hastío.

Me lleno de memorias, de imaginación y de réplica.
Me nutro de ausencias y de olvido.
¿ Quién dijo que estar en soledad es sentirse vacío?
No hay más abundancia que en la poesía.


Viviana Gutiérrez



Para Erato


Es oler.
Es tocar.
Es saborear.
Es oír.
Es ver.
Todo por primera vez.
Es la máscara y el desnudo.
Es la rosa y es el sable.
Es el adiós y la bienvenida.
Es la rima recatada,
y el verso caprichoso.

II

Coronada con mirto y rosas,
aparecías lejana e inescrutable.
Pero tu disimulado canto
horadó mi  alma.
Y yo, ya sin fuerzas, me arrodillé
en la derrota.
Me acariciaste con palabras,
llenando un mundo
hasta ahora
invisible.
Latente.


Andrea Alves





La flor del primate

Poesía,
flor apenas visible
que anida sigilosa en el cerebro del primate
que soy, que eres, que somos,
aún.
El borde de sus pétalos
desafilando pacientemente
las pétreas puntas
que los más fieros cinceles
denodadamente han tallado
entre las rojas corrientes donde braceamos para la vida.
Pero sólo a veces
se siente ese balsámico roce.
(La energía del púrpura puede atravesar tus más escondidas células y paralizar hasta tu tacto.)
Flor obstinada la poesía.
Porque
desde las falanges de tus pies
arremete
y enroscando
su fragancia
en
tu vástago óseo,
por el agujero occipital
quizá a la más débil de las ramitas de su insólito nido
la cuelga,
para que el adolorido primate (nosotros, tú, yo)
guturee
acerca del paisaje que ha teñido de escarlata sus porfiadas plantas.
Entonces
sí,
apenas
por
ese
instante,
asoma
nuestra
exclusiva
flor.


Carbonilla