sábado, 25 de junio de 2016

El Diccionario Etimológico del Español confirma una realidad categórica: para ser Ministro/a no es necesario ser nada...


Cualquier buen diccionario etimológico de la lengua española informa que:

El término maestro deriva de magister y este, a su vez, del adjetivo magis que significa “más o más que”.
Lo podríamos definir como el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades.

El término ministro deriva de minister y este, a su vez, del adjetivo minus que significa “menos o menos que”.

El minister era el sirviente o criado, también ayudante o el subordinado que apenas tenía habilidades o conocimientos.

María Julia Muñoz,
Ministra de Cultura de Uruguay,
es interesante ejemplo de cómo
nuestro uso del lenguaje
revela nuestra concepción del mundo.

Refiriéndose al Maestro Mir
ha expresado ante diversos Medios:
"Es un resentido social, un pobre muchacho...
no dio la talla para el cargo...
en realidad es un maestro de sexto año de Escuela"

¡Qué triste es perder la memoria, ¿verdad, Elena?!
Y perder el respeto por quienes te formaron
y por aquellos a los que se supone guías,
ya no resulta lamentable siquiera;
es ¡i-nad-mi-si-ble!

Publicar un comentario