viernes, 24 de mayo de 2013

"Uno de los libros más bellos jamás escritos" -Umberto Eco

Gerard de Nerval
22 de mayo de 1808





Así calificó Eco a “Sylvia”, de Gerard de Nerval, uno de los exponentes más singulares del Romanticismo francés y un portentoso precursor del Simbolismo y del Surrealismo, a pesar de que poco se le reivindique como tal. 

¿Será que avergonzó conceder semejantes títulos a un psicótico?
¿Será que, a fin de salvaguardar la normalidad social, también sobre la carne siempre fresca de “la palabra” se ejerce el mismo control que sobre el  cuerpo “monstruoso” (como refería Foucault)?

Que este poema motive tu acercamiento a su obra. Te está esperando desde hace mucho tiempo.





¡Hombre! pensador libre...

¡Y bien! Todo es posible.
Pitágoras

¡Hombre! pensador libre, crees que sólo tú piensas
en este mundo en que la vida estalla en todo:
de las fuerzas que tienes tu libertad dispone,
pero de tus consejos se desentiende el cosmos.

En las bestias respeta un espíritu activo...
cada flor es un alma abierta a la natura;
un misterio de amor en el metal reposa:
todo es sensible; ¡y todo sobre tu ser actúa!

Teme en el muro ciego una mirada espía:
a la materia misma un verbo está adherido...
No lo hagas servir para impíos menesteres.

Hay en el ser oscuro un Dios oculto a veces;
y, como ojo naciente cubierto por sus párpados,
un espíritu crece tras la piel de las piedras.


Gérard de Nerval
Versión de Aníbal Núñez


Giorgio De Chirico




Publicar un comentario