domingo, 14 de abril de 2013

Virginia Brindis de Salas (1908-1958)


Periodista, activista étnica y escritora, elogiada por Gabriela Mistral, reconocida en varias Universidades extranjeras y la primera en publicar obras en el Cono Sur: “Pregón de Marimorena” y “Cien Cárceles de Amor”.

¿La primera? Sí, la primera mujer negra que logró escalar el alto muro del ninguneo típico del Uruguay. Porque, además de afrodescendiente y uruguaya, fue poetisa, tres condiciones aún indispensables para lograr la invisibilidad.

¿La conocen? Nosotros no y nos causa profunda tristeza esta ignorancia.

Recientemente supimos que en 2012, el Correo Uruguayo lanzó la serie de Personalidades Afrouruguayas, al frente de la cual la ubicó.
Hace pocos días, la periodista Isabel Oronoz -otra valiosa mujer intelectual negra- presentó el libro “Rompiendo Silencios” en el que expone su investigación acerca de la escritora.

Es deseo intenso de este Centro de Formación Humanística que estas acciones vayan generando hondas actitudes de madurez en nuestra población, porque nuestra identidad es polícroma. El Mejor de los Orientales, de ojos celestes, no era mudo: algunas veces hablaba con palabras, y otras, con actos. Su hijo Manuel el Caciquillo era charrúa, y Ansina, negro como el betún.

Que Virginia Brindis de Salas sea reivindicada con el mejor de los tributos que se puede rendir al poeta: la lectura de su obra. También lo prometemos.

Invitamos también a ingresar a www.acsunururuguaynegro.blogspot.com