domingo, 14 de abril de 2013

Un lugar para el deseo


Afuera,
de este lado,
acá,
de este lado de acá,
otra vez.



Sus  párpados no cierra
aquel mundo de adentro.
No quieren borrarse  las líneas,
los cuerpos
                  se arrastran, se yerguen,
                            se trenzan
                         hermosamente
                            se trenzan.



Y estoy afuera tan sola
que cuando voy a tu lado
querría ser
                  sin memoria,
                                       ignorar 
tu partida, tu desvío,
tu boca
                    para la risa
                    inmóvil.



Y sin embargo
                        esa grieta
                        me salva,
                                        me salva
                                        tu tajo  
que sangra sedada sonrisa,
                                        tu mueca 
que olvida recuerdos crispados
                                        me salva...
del deseo acechante de quedarme contigo,
                                                                                         allá...

... Del lado de allá,
quizás
podría salvarme.
                      
Carbonilla


El hombre roto
Charlotte Yazbek-
escultora mejicana
EL PARQUE DE LAS ESCULTURAS
en Comunicación y sociedad.blogspot.com
Publicar un comentario