martes, 2 de abril de 2013

"Amor: un juego en el cual pierden el hombre y la mujer, y sólo gana la especie."


De la mirada de un abad de formación jesuítica, nació una temprana y real feminista: Mannon Lescaut.

“Entre las doce muchachas, encadenadas por la cintura en grupos de seis, había una cuyo porte y cuyo semblante estaban tan poco en armonía con su condición, que en cualquier otra circunstancia la hubiese tomado por una joven de primer rango. Su tristeza y la suciedad de su traje y de su ropa interior le afeaban tan poco, que su vista me inspiró respeto y lástima. Procuraba volverse todo lo que la cadena le permitía, para hurtar su cara a los ojos de los espectadores. El esfuerzo que hacía para ocultarse era tan natural, que parecía proceder de un sentimiento de modestia.”


François Prévost
abril 1 de 1697
Autor de varias novelas, incluida “Mannon Lescaut”
que inspiró a Giácomo Pushkin la ópera del mismo nombre.