lunes, 9 de enero de 2017

"Todo el mundo piensa en cambiar la humanidad pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo"- León Tolstói



EN EL PELIGRO

Iban dos amigos paseando por un bosque cuando, de pronto, apareció un oso que avanzaba hacia ellos.
Uno de los amigos fue el primero en verlo y, sin más dilación, echó a correr, encaramándose a un árbol y se disimuló entre la fronda.
Su compañero se quedó en el camino y, cuando finalmente advirtió el riesgo, no teniendo tiempo de otra cosa, se tendió en el suelo y permaneció inmóvil, fingiéndose muerto.
El oso se le acercó pausadamente y se puse a olfatearlo. Él contuvo su aliento, y el animal, creyéndole muerto de veras, se alejó.
Cuando ya no hubo riesgo, bajó el otro del árbol.
-Qué te decía el oso al oído?- preguntó riendo a su compañero.
-Me decía que es un cobarde el que abandona a un amigo en el peligro.

León Tolstoi


De: www.taringa.net











Publicar un comentario