sábado, 8 de octubre de 2016

Intenté fugarme en varias ocasiones pero hace 400 años vengo escapando, una y otra vez, de la más severa de las cárceles: el Tiempo.






Su casa natal en Alcalá de Henares