jueves, 18 de julio de 2013

Grafo al aire

Un arte en auge el de la narración oral aunque, como decía Raúl Castagnino con respecto al Clasicismo, es como "café colado por tercera vez". Porque la narración oral es una práctica prehistórica; así empezó a mostrar la humanidad esa componente visceral de su naturaleza. 

Sin embargo, aun colado por tercera vez, misteriosamente no ha perdido su sabor original. Los grupos de "Cuentacuentos" proliferan, cada vez más organizados, creativos y responsables de esa función social insustituible del arte: esparcir las semillas para que crezcan brotes donde se pueda.

En nuestra Casa, dos de sus integrantes pertenecen a "esos cultivadores de café milenario", a "esos prestidigitadores de escritura en el aire".
Sonia Presa



Eduardo Varela












Publicar un comentario