domingo, 28 de abril de 2013

"Pesa como una pluma y es tan frágil como un puñado de conchillas"- Truman Capote


“Este galardón debiera ser para Isak Dinesen. Me habría gustado cazar tigres con ella", dijo 
Ernest Hemingway, en el momento de recibir el Premio Nobel.

Isak Dinesen o Karen Blixen. Es la misma escritora cuya vida impactó hasta al mismísimo 
Sydney Pollack, director de Memorias de África. La talentosa Meryl Streep protagoniza a 
esta mujer capaz de plasmar en su realidad una frase de la que era devota: "Para ser feliz, hace falta coraje". Y lo tuvo, pues por amor abandonó su tierra -Dinamarca- y se fue a radicar a Kenia.
DE Arthurmag.com
Recién a los 50, empezó su carrera de escritora; antes, se había dedicado a preparar sus narraciones a través de esa experiencia riesgosa del cuento oral; dicen que era una excepcional contadora.

Varias fuentes recogen un comentario que efectuó en una entrevista al visitar Estados Unidos: un encuentro con un niño muy dolorido que iba rumbo al hospital para ser intervenido. El niño le pidió un caramelo para aliviarse del dolor, pero volvió a llorar a los pocos minutos. Entonces ella le frotó el pechito con una carta que efectivamente había recibido de parte del rey de Dinamarca, mientras le explicaba el motivo por el cual la había recibido. El efecto casi mágico que generó en el niño ese acto fue valorado ante el público por la entrevistada con esta reflexión:  
«Los que somos servidores de la palabra desearíamos que algo escrito por nuestras propias manos pudiera, en algún momento y en algún lugar, ser como la carta del rey para la gente afligida».


Con Marilyn Monroe y Carson Mc Cullers

En la web podrán encontrar pocas de sus obras, pero vale la pena seguir el implícito consejo de Vargas Llosa, quien decía: " Para ella, contar era encantar...", y salir en busca de sus libros. 

Nació el 17 de abril de 1885
pero su hechizo está latente.
¿Magia de su coraje?


Publicar un comentario