viernes, 12 de abril de 2013

Canción de cuna charrúa


Duérmase, pequeña,
rama de arazá,
que su madre quiere
ir a descansar.

Cuando el sol nos mire
hay que trabajar,
quillapís y lazos
debemos trenzar.

Al barro travieso
hay que transformar,
ollas y vasijas
moldear y pintar.

Duerma, Guyunusa,
que un duende vendrá
y será el lucero
de burucuyá.
Duérmase, mi niño,
que los grillos van
cerrando los ojos
de la claridad.

Duerma que mañana
en el río habrá
surubí y dorado,
peces de coral.

El arco y la flecha
pronto le darán
las presas que el monte
lleva en su carcaj.

Duérmase que el tiempo,
joven Zapicán,
bordará su fama,
lo hará Tubichá.

Sylvia Puentes de Oyenard

(Extraído de Espacio Latino.com)






Tallado en las hojas
de Lorenzo Silva Durán
Extraído de Téngase. Presente@blogspot.com














Publicar un comentario