martes, 15 de enero de 2013

Crear es un placer, genial, sensual, nada venial (2)

  “...Sentía entonces (y es esto lo que quisiera recuperar ahora) que había un lugar 
de donde manaban todas las palabras. Eran chorros, trombas de palabras que me llegaban. Recuerdo que por momentos no me preocupaban las palabras sino tratar de averiguar de qué sitio venían. Tenía la sensación muy nítida de que había un lugar donde estaban las palabras, donde existíanal margen del individuo. Tenían su territorio, vida propia. Yo no iba a buscarlas, ellas venían a mí, por su propio impulso, a obligarme a escribirlas. Lo único que uno podía hacer era pensarlas, no tratar de comprenderlas ni intentar dominarlas...”


Carlos Liscano-  Del Caos a la literatura






El libro temblaba en la ansiedad de Daniela

Literalmente: CONOCIÉNDOTE.

Después del más aguerrido (?)...Hugo Viglietti
...fueron  todos animándose a la presentación personal: Jéssica, Sandra, Adriana, Eduardo, Daniela, Pilar, Daniel, Marcos, Susana,...


Ana, Carlos, (el más tímido), Marta, Francisco, Néstor, Diana, ...
























Publicar un comentario